Desinfección en Mendoza

Servicios

Conozca los servicios que brindamos en nuestra empresa, Andes Desinfecciones.

Se realiza un relevamiento de todas las áreas a tratar para determinar cuáles serán los tratamientos más efectivos. Cada cliente tiene sus necesidades y cada lugar a tratar su problemática particular.

  • Interiores: el principal objetivo es verificar cuáles son las plagas invasoras, su grado de desarrollo, focos físicos de infección y posibles puntos de ocultamiento.
  • Exteriores: teniendo en cuenta que casi toda infestación proviene desde el exterior, se inspecciona todos los puntos de posible acceso de plagas.

Con la inspección inicial contamos con la información necesaria para la prestación del servicio. Nuestros tratamientos incluyen dos procedimientos básicos:

  • Control y monitoreo de plagas en interiores.
  • Defensa química perimetral externa.

Plagas más comunes y enfermedades que transmiten:

  • Cucarachas: salmonelosis, hepatitis, gastroenteritis, disentería, fiebre tifoidea y muchas más.
  • Hormigas: capaces de transportar organismos patógenos causantes de la disentería.
  • Moscas: fiebre tifoidea, paratifoidea, cólera, disentería bacilar, diarrea infantil y muchas más.
  • Mosquitos: dengue, malaria, fiebre amarilla, encefalitis equina, filariasis linfática y muchas más.
  • Pulgas: cólera, salmonelosis, peste bubónica, fiebres hemorrágicas, tifus y muchas más.
  • Arañas: en Mendoza hay dos especies peligrosas, la viuda negra o cuyucha y la otra es la araña de los cuadros o asesina. Las 2 pueden causar lesiones importantes.
  • Vinchucas: mal de chagas.
Dado que las ratas son de hábitos nocturnos, la verificación de signos o indicios que indican su presencia son el aspecto elemental para alcanzar un control eficiente. Por esta razón, antes de seleccionar un proceso de desratización es necesario realizar una inspección inicial, considerando:

  • Grado de contaminación del lugar.
  • Focos de infección.
  • Materiales que corran riesgo de infestación.
  • Posibles rutas de circulación de los roedores.
  • Accesos declarados o potenciales.

Las señales más frecuentes son deposiciones, manchas de orina, huellas en caso de existir polvo, manchas grasosas, pelos, roeduras en materiales diversos.

Se realizará un exhaustivo análisis de accesos. Dependiendo de las características del lugar y de la especie, los roedores ingresarán y se instalarán o simplemente accederán temporalmente en busca de alimentos para luego retirarse a sus madrigueras.

Los tipos de procesos a implementar dependerán de las condiciones físicas y de seguridad disponibles. La desratización se basa en la captura o eliminación de los roedores por atracción. A dicha atracción se la denomina cebado y puede consistir en los siguientes procedimientos:

  • Cebos: formulaciones granuladas, parafínicas o frescas aplicadas en bandejas, comederos, tubos, bolsas, etcétera.
  • Medios mecánicos: jaulas y trampas
  • Medios adhesivos: estaciones preparadas con pegamentos especiales.

Plagas más comunes y enfermedades que transmiten:

  • Las especies más comunes son: Rata Negra, Rata de Noruega y Ratón Doméstico o Laucha.
  • Enfermedades: peste bubónica, fiebre hemorrágica, leptospirosis, neumosistosis, tifus, hantavirus, toxoplasmosis, yersiniosis, amebiasis, ántrax y muchas más.
La desinfección bacteriológica es un complemento del control de plagas. Las desinfecciones permiten eliminar y prevenir la generación de focos infecciosos, inhibiendo la propagación de un importante número de enfermedades infecto-contagiosas, muchas de ellas derivadas de la contaminación producida por plagas urbanas (insectos, roedores y aves).

Las desinfecciones son un proceso minucioso, consiste en alcanzar todas las áreas de difícil acceso y en particular aquéllas en las que ha tenido lugar una infestación por plagas. Ejemplos:

  • Excrementos o cadáveres de roedores.
  • Excrementos, plumas, cadáveres de aves.
  • Contaminaciones por cucarachas en cocinas, baños, vestuarios, etc.

Estas contaminaciones producen malos olores y son un foco de infección peligroso para el hombre ya que propagan virus, hongos y bacterias.
Procedimiento:
  • Cierre de llave de paso de alimentación a las instalaciones.
  • Corte de ingreso de agua al tanque.
  • Vaciado de tanque con bombas sumergibles.
  • Con cepillos y escobas de plástico, se remueve la suciedad de las paredes, pisos, y tapas de los tanques.
  • Se evacua el agua a través de la válvula de limpieza del tanque.
  • Enjuague del tanque con agua limpia, utilizando para evacuar la válvula de limpieza de tanque.
  • Finalizada la limpieza, procedemos a la desinfección del tanque.
  • Se evacua el contenido del tanque por las cañerías, permitiendo así la desinfección de las mismas.
  • Se abre la llave de ingreso de agua al tanque, este es llenado y ya puede utilizarse de forma habitual.
  • Toma de muestras del agua, las cuales se llevan a laboratorio para realizar los análisis bacteriológico y físico químico.
Rociando insecticida
Destacado 3